top of page
  • Foto del escritorJose Osorio

Reflexiones sobre Inteligencia Artifical (IA) y Ciudadania

El nuevo siglo ha traído consigo importantes avances para la humanidad que están influyendo en el progreso social y económico de la sociedad a través del uso de tecnologías digitales emergentes, sobre todo en aquellas, cuyo desarrollo están basándose en la Inteligencia Artificial (IA), sin embargo, esta tecnología en particular está causando una gran expectación a nivel global sobre cuáles son los derechos, principios y valores fundamentales que debe cumplir.



Desde que John McCarthy asentó del término de Inteligencia Artificial (IA) en el año de 1956, se han abierto múltiples posibilidades de crear sistemas artificiales y robots capaces de emular a seres humanos, adaptándose en un hardware o software que dinamizan el valor de los datos y algoritmos, una vez sean adecuados en Internet, redes sociales, el comercio electrónico y servicios en la nube.



Sólo es cuestión de tiempo que la IA conduzca a múltiples empresas y administraciones públicas a adoptarla como alternativa para el desarrollo de sus operaciones cotidianas y proyectos institucionales. Como cita el estudio[1] de PwC Sizing the prize PwC’s Global Artificial Intelligence Study: Exploiting the AI Revolution, estima que la IA podría contribuir en USD15,7 trillonesa la economía global en 2030. Los países que estén más avanzados en la adopción de esta tecnología podrán participar más de este crecimiento económico (Mejía Jaramillo & Torres Páez, 2020), ademásestas inversiones podríanayudar a paliarla actual crisis económica y social causada por la emergencia de la pandemia del COVID-19, y consecuencias de la guerra entre Rusia y Ucrania.



No obstante, existe un amplio debate sobre sus riesgos, debido que estudios preliminares han señalado la ausencia de mecanismos legales y éticos referente a su despliegue, por otra parte, la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), ha indicado que la IA es una tecnología que será fundamental para los estados en el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), a través de la reutilización y capitalización de datos, a pesar que, su desarrollo no es congruente con los derechos fundamentales, hasta ahora, la mayoría de las iniciativas e investigaciones se focalizan en foros regionales o espacios interregionales de alto nivel, cuyos participantes son aquellos países tecnológicamente desarrollados.



A pesar de ello, en la región Centroamericana la IA está cada vez más presente, pese a, la ausencia de una hoja de ruta o estrategias que identifiquen sus oportunidades y amenazas para la seguridad, la democracia, negocios y empleos, estas circunstancias hacen que los mismos, desarrollen inquietudes y conflictos en las que nadiequiere responder. Es aquí donde se ha fundado un panorama lleno de perspectivas negativas y positivas que nos conduce a analizar detalladamente su gobernanza.

[1] Mejía Jaramillo, M. & Torres Páez, J. (2020). Uso responsable de la inteligencia artificial en el sector público, Banco de desarrollo de América Latina, Pág. 8


2 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page